La respuesta a la gran pregunta de la vida.

Interrogación

¿?

“- ¡Oh, gentes que esperáis a la sombra de Pensamiento Profundo! -gritó-. ¡Honorables descendientes de Vroomfondel y de Majikthise, los Sabios más Grandes y Realmente Interesantes que el Universo ha conocido jamás…. el Tiempo de Espera ha terminado!

La multitud estalló en vítores desenfrenados. Tremolaron banderas y gallardetes; se oyeron silbidos agudos. Las calles más estrechas parecían ciempiés vueltos de espaldas y agitando frenéticamente las patas en el aire.

– ¡Nuestra raza ha esperado siete millones y medio de años este Gran Día Optimista e Iluminador! -gritó el dirigente de los vítores-. ¡El Día de la Respuesta!

La estática multitud rompió en hurras.

– Nunca más -gritó el hombre, nunca más volveremos a levantarnos por la mañana preguntándonos: ¿Quién soy? ¿Qué sentido tiene mi vida? ¿Tiene alguna importancia, cósmicamente hablando, si no me levanto para ir a trabajar? ¡Porque hoy, finalmente, conoceremos, de una vez por todas, la lisa y llana respuesta a todos esos problemillas inoportunos de la Vida, del Universo y de Todo! (…)

(…)- Hace setenta y cinco mil generaciones, nuestros antepasados pusieron en marcha este programa -dijo el segundo hombre-, y en todo ese tiempo nosotros seremos los primeros en oír las palabras del ordenador. (…)

(…)- ¡Somos nosotros quienes oiremos -dijo Phouchg- la respuesta a la gran pregunta de la vida!

– ¡Chsss! -dijo Loonquawl con un suave gesto-. ¡Creo que Pensamiento Profundo se dispone a hablar!

Hubo un expectante momento de pausa mientras los paneles de la parte delantera de la consola empezaban a despertarse lentamente. Comenzaron a encenderse y a apagarse luces de prueba que pronto funcionaron de modo continuo. Un canturreo leve y suave se oyó por el canal de comunicación.

– Buenos días -dijo al fin Pensamiento Profundo.

– Hmmm… Buenos días, Pensamiento Profundo -dijo nerviosamente Loonquawl-, ¿tienes… hmmm, es decir…

– ¿Una respuesta que daros? -le interrumpió Pensamiento Profundo en tono majestuoso-. Sí, la tengo.

Los dos hombres temblaron de expectación. Su espera no había sido en vano.

– ¿De veras existe? -jadeó Phouchg.

– Existe de veras -le confirmó Pensamiento Profundo.

– ¿A todo? ¿A la gran pregunta de la Vida, del Universo y de Todo?

– Sí.

Los dos hombres estaban listos para aquel momento, se habían preparado durante toda la vida; se les escogió al nacer para que presenciaran la respuesta, pero aun así jadeaban y se retorcían como criaturas nerviosas.

– ¿Y estás dispuesto a dárnosla? -le apremió Loonquawl.

– Lo estoy.

– ¿Ahora mismo?

. Ahora mismo -contesto Pensamiento Profundo.

Ambos se pasaron la lengua por los labios secos.

– Aunque no creo -añadió Pensamiento Profundo- que vaya a gustaros.

– ¡No importa! -exclamó Phouchg-. ¡Tenemos que saberla! ¡Ahora mismo!

– ¿Ahora mismo? -inquirió Pensamiento Profundo.

– ¡Sí! Ahora mismo…

– Muy bien -dijo el ordenador, volviendo a guardar silencio.

– ¡Del Universo…! -exclamó Loonquawl. Los dos hombres se agitaron inquietos. La tensión era insoportable.

– ¡Y de Todo…!

– En serio, no os va a gustar -observó Pensamiento Profundo.

– ¡Dínosla!

– De acuerdo -dijo Pensamiento Profundo-. La Respuesta a la Gran Pregunta…

– ¡Sí…!

– de la Vida, del Universo y de Todo… -dijo Pensamiento Profundo.

– ¡Sí…!

– Es -dijo Pensamiento Profundo, haciendo una pausa.

– ¡Sí!

– Es…

– iii ¿Sí…?!!!

– Cuarenta y dos -dijo Pensamiento Profundo, con calma y majestad infinitas.

Pasó largo tiempo antes de que hablara alguien.

Con el rabillo del ojo, Phouchg veía los expectantes rostros de la gente que aguardaba en la plaza.

– Nos van a linchar, ¿verdad? – susurró.

– Era una misión difícil -dijo Pensamiento Profundo con voz suave.

– ¡Cuarenta y dos! -chilló Loonquawl-. ¿Eso es todo lo que tienes que decirnos después de siete millones y medio de años de trabajo?

– Lo he comprobado con mucho cuidado -manifestó el ordenador-, y ésa es exactamente la respuesta. Para ser franco con vosotros, creo que el problema consiste en que nunca habéis sabido realmente cuál es la pregunta.

Douglas Adams. Guía del autoestopista galáctico. 1979.

Si nos paramos a pensar en la posibilidad de que algunas de las más grandes preguntas  sin respuesta de la vida, simplemente no tengan respuesta porque la pregunta esté mal planteada, es posible que nos recorra un temblor por la espalda, hasta la nuca. El preludio de un terremoto. El genial sentido del humor de Douglas Adams esconde grandes planteamientos sobre los que pensar.

Anuncios

Acerca de Señor W.

Del temblor al terremoto. Contacto: esperandoelterremoto@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Novela, Tecnología y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a La respuesta a la gran pregunta de la vida.

  1. Jaja, me ha hecho reir… Cuarenta y dos, me haré fan de ese ordenador. Normalmente las preguntas llevan a mas preguntas, y como todo, lo mejor es disfrutar mientras se busca la respuesta.

    Un abrazo.

  2. Juan Serrano dijo:

    La respuesta a la pregunta es siempre otra pregunta, si ésta es “profunda”, que así como el olmo no echa peras, del árbol de la interrogación sólo nacen interrogaciones. Nos tiramos toda una vida buscando respuestas y sólo encontramos preguntas.

    • Señor W. dijo:

      Gracias Juan por tu reflexión y bienvenido a este humilde blog.
      Es cierto que las preguntas siempre nos llevan a otras preguntas. También es cierto que en el caso se este texto de Douglas Adams, parece que el tener una pregunta sin respuesta les ha dado esperanza, les ha tenido millones de años pendientes de una respuesta. No sabemos que hubiese sido de esta civilización sin tener que esperar por esta respuesta.

  3. pati dijo:

    Curioso, pero asi parece ser. Necesitamos poco, muy poco, para seguir hacia delante sin plantearnos nada más, sin preguntarnos, apenas, nada más.Una cuestión planteada y a esperar…..aunque en este caso la cuestión parezca tan importante!!

  4. rubengarcia dijo:

    Me gusta el texto, crea tensión, tiene buenas imagenes y claro hay un humor negro afilado. el contenido lo han comentado.. un abrazo rub

  5. Vaya humor que tienes! un humor negro acertado! buen aporte y lo dicho, hay que elaborar muy la pregunta, si en verdad queremos encontrar una verdadera y eficaz respuesta. Saludos Sr. W!

  6. Manuel Romana dijo:

    Hay una canción de Indigo Girls que es el complemento perfecto del texto: Closer to fine

    Darkness has a hunger that’s insatiable
    And lightness has a call that’s hard to hear ….
    There’s more than one answer to these questions
    pointing me in crooked line
    the less I seek my source for some definitive
    the closer I am to fine.

    • Señor W. dijo:

      ¿Qué buena! No conocía esa canción pero me ha gustado. También me ha gustado que has dado con la esencia de este blog: has encontrado un punto de unión, una intertextualidad.
      Gracias y bienvenido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s