Mar de nubes

Caminante sobre el mar de nubes

Caminante sobre el mar de nubes. 1818

Sería difícil explicar el motivo por el cual uno siente fascinación por un cuadro. El motivo por el que un escalofrío nos recorre la espalda al mirar determinado lienzo. Caspar David Friedrich, el autor del la pintura Caminante sobre el mar de nubes era un enamorado de los simbolismos, donde todos los elementos de la composición tenían su significado, desde los colores elegidos hasta la distribución de lo representado. Pero más allá de la búsqueda de los simbolismos de este cuadro (explicados, teorizados e investigados hasta la saciedad), florece un sentimiento de admiración y dominio sobre el paisaje, aunque la naturaleza siga mostrándose en todo su esplendor dominante. El personaje central, con su posición de espaldas, nos invita a identificarnos con él y a disfrutar admirando el resultado de la consecución de una meta. Nos fundimos con la soledad, la distancia, la altura, con un cielo infinito, con las nubes que por una vez permanecen por debajo de nosotros. Nos sentimos elevados, por un instante, y lejanos del mundo. Casi se puede respirar el gélido viento que llega de las montañas.

En alguna ocasión se ha utilizado este cuadro para ilustrar las obras del filósofo, también alemán, Friedrich Nietzsche. Asociación no sé si aleatoria, pero que podría quedar perfectamente justificada con textos como este:

“Yo soy un caminante y un escalador de montañas, decía a su corazón, no me gustan las llanuras, y parece que no puedo estarme sentado tranquilo largo tiempo. Y sea cual sea el destino, sean cuales sean las vivencias que aún haya yo de experimentar, – siempre habrá en ello un caminar y un escalar montañas: en última instancia no se tienen vivencias más que de sí mismo.(…)
(…) Y cuando llegó a la cima de la cresta de la montaña, he aquí que el otro mar yacía allí extendido ante su vista: entonces se detuvo y calló largo rato. La noche era fría en aquella cumbre, y clara y estrellada.
Conozco mi suerte, se dijo por fin con pesadumbre. ¡Bien! Estoy dispuesto. Acaba de empezar mi última soledad.
¡Ay, ese mar triste y negro a mis pies! ¡Ay, esa grávida desazón nocturna! ¡Ay, destino y mar! ¡Hacia vosotros tengo ahora que descender!
Me encuentro ante mi montaña más alta y ante mi más larga caminata: por eso tengo primero que descender más bajo de lo que nunca descendí:
– ¡Descender al dolor más de lo que nunca descendí, hasta su más negro oleaje! Así lo quiere mi destino: ¡Bien! Estoy dispuesto.
¿De dónde vienen las montañas más altas?, pregunté en otro tiempo. Entonces aprendí que vienen del mar.
Este testimonio está escrito en sus rocas y en las paredes de sus cumbres. Lo más alto tiene que llegar a su altura desde lo más profundo.”

Friedrich Nietzsche. Así hablo Zaratustra. 1883/1885.

Anuncios

Acerca de Señor W.

Del temblor al terremoto. Contacto: esperandoelterremoto@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Filosofía, Pintura y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Mar de nubes

  1. guelgar dijo:

    yo creo que un cuadro por encima de las nubes transmite, paz como estar por encima de nada que te distraiga, del bien o del mal, de no condicionarte nada, pues nada ves aparte de las nubes, es como si fueras inmortal o superior a los demás por haber llegado allí, por ser en cierta medida superior a los demás o creerselo, como que eres capaz de conseguir cosas imposibles o superar tus limitaciones humanas, y ponerte casi a la altura de los dioses del Olimpo.
    Todo eso me trasmite el cuadro sobre las nubes, pues es el simbolismo que tiene lo que hace darte cuenta de lo que significa, para cada uno algo diferente, para uno sería solo nubes y cielo, y un hombre sobre todo ello.
    Pues muchas cosas no solo son lo que se ven sino lo que te sugieren.

    • Señor W. dijo:

      Por supuesto. Nuestra realidad se sustenta únicamente sobre interpretaciones, sobre sensaciones y lo que está íntimante unido a todo aquello que nos sugiere lo que sentimos. Me alegra que compartas en el blog lo que este cuadro te hace sentir.

      Bienvenido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s